¿Que hacer si no nos gusta nuestro aspecto?

¿Que hacer si no nos gusta nuestro aspecto?

A veces pensamos en recurrir a alguna dieta extrema o a la cirugía estética para corregir algún defecto físico, incluso hasta  nuestras características si lo pudiéramos la cambiaríamos, por ejemplo: la estatura, el peso,  el cabello, el cutis o incluso la voz.

Es muy probable que los demás no nos vean tal como nosotros nos vemos, pero hay que tener en cuenta que es bastante fácil desequilibrarse y preocuparse demasiado por el aspecto, de hecho una encuesta reveló que muchos jóvenes tienen más miedo engordar que a una guerra nuclear, al cáncer o incluso a la muerte de sus padres.

Interés, u obsesión

 No hay nada de malo en querer cuidar nuestro aspecto, sin embargo hay muchos jóvenes obsesionados con su cuerpo, algunas chicas por ejemplo, creen que para ser atractivas tienen que estar delgadas y desde luego ese es el mensaje que aparecen transmitir las imágenes de las modelos  delgadas que aparecen en las revistas.

Muchas de estas jóvenes olvidan que esas espectaculares fotografías se retocan por computadoras hasta lograr la perfección y que esas esbeltas mujeres mantienen la figura matándose de hambre, lo cierto es que si te comparas con lo que ves en las revistas terminarás sintiéndote bastante mal.

¿Qué puedes hacer si de verdad no te gusta tu físico?

Para empezar tienes que tratar de verte de forma realista.

Algunos especialistas aseguran que la mayoría de las chicas que están preocupadas por el peso no tienen razón para estar, claro este dato quizá no sea muy conservador si de verdad eres una persona un poco gruesa.

Un factor pudiera ser la genética, hay gente que por naturaleza es delgada, pero no es en todos los casos, puede que tu cuerpo no esté programado para ser delgado, sino más bien para tener más grasa corporal, tal vez hasta tu peso ideal desde el punto de vista médico te ves más rellenito  de lo que quisieras, el ejercicio y la dieta te ayudarán pero por lo general no van a cambiar radicalmente la constitución física que has heredado.

Empieza a quererte a ti mismo como eres, debemos cuidar de nuestra salud pero los extremos no son buenos y siempre será mejor una buena salud que el aspecto físico.

Deja una respuesta