El envejecimiento en el matrimonio

El envejecimiento en el matrimonio

Cuando nos hacemos mayores, experimentamos muchos cambios, la debilidad física erosiona nuestro vigor, una mirada al espejo ponen de manifiesto nuevas arrugas, y la decoloración gradual del cabello y la caída del mismo.

La memoria puede empezar a fallarnos, se inician nuevas relaciones cuando los hijos se casan, y de nuevo cuando llegan los nietos, para algunos la jubilación significa un cambio en la rutina cotidiana, lo cierto es que hacerse mayor puede suponer una prueba difícil.

¿A qué cosas tienen que acostumbrarse cuando se llega esa edad adulta?

La adaptación y en algunos casos la dependencia de los hijos,  cierto es que cuando los hijos son adultos dejan el hogar y se casan, para muchos padres este es el primer aviso de que están haciéndose mayores, aunque les alegra que sus hijos alcancen la edad adulta, los padres a menudo se preguntan si han hecho todo lo posible a fin de prepararlos para la vida , es posible que los echen de menos en casa, y eso es comprensible ya que los padres se preocupan por el bienestar de sus hijos aunque estos ya no vivan con ellos.

Cómo fortalecer el vínculo matrimonial

Al llegar a la mediana edad la gente reacciona de distintos modos, algunos hombres se visten de manera diferente para aparentar ser más jóvenes, a muchas mujeres les preocupa los cambios concomitantes de la menopausia, es normal la preocupación pues es otra etapa de la vida que al igual que las demás que al principio nos cuesta adaptarnos, pero al final si se puede.

En el tiempo en que vivimos es un regalo llegar a la vejez juntos como pareja, que siga ese compromiso con dignidad y respeto hasta nuestro último aliento de vida.

Deja una respuesta