Aborto en adolescentes

Aborto en adolescentes

El aborto es la interrupción y finalización prematura del embarazo de forma natural o voluntaria, antes que el feto pueda sobrevivir fuera del útero.

En algunos países la interrupción de un embarazo es legal, y supuestamente los protocolos médicos  para realizar los abortos, son de manera segura ya que los riesgos y consecuencias, de los mismos se redujeron al mínimo.

La pérdida espontánea del embarazo antes de la vigésima semana de gestión  puede causar dolor físico y emocional. Desafortunadamente, una vez que se inició un aborto espontáneo, no hay ningún tratamiento que lo pueda detener.

Conozca cuáles son los riesgos y consecuencias físicas y psicológicas del aborto

Consecuencias psicológicas

Ansiedad: Tener episodios de ansiedad después del aborto es una de las principales consecuencias psicológicas.

Síndrome postaborto: Durante el proceso que vive la mujer al intentar simular la pérdida, forma también parte del duelo, por lo que se puede experimentar sentimientos de culpa, desilusión y sufrimiento.

Consecuencias físicas

Cáncer de mama: El riesgo de cáncer de mama  prácticamente se duplica después de un aborto y continúa subiendo con dos o más abortos sucesivos.

Perforación uterina: Entré el 2 y 3 % de mujeres que se someten a un aborto sufren una perforación uterina, y muchas veces no han sido diagnosticadas ni tratadas.

Laceraciones cervicales: El riesgo aumenta más en las adolescentes, en el  segundo trimestre o cuando se producen fallos en la dilatación cervical.

Hay que considerar la importancia que para el proceso de maduración, y de salud mental de las adolescentes supone la decisión y el hecho de abortar. Tener que recurrir a esta medida para solventar el embarazo puede dar lugar a serias consecuencias para su desarrollo en toda su vida futura.

Deja una respuesta